4 de junio de 2008

Te esperé

Te esperé. Te esperé desde el momento que supe que me habían sacado una parte de mí. Desde que los caprichosos artífices del destino decidieron separarnos.
Me dieron otra vida, otro destino, otro papel. Pero quería el mío y por eso te esperé.
Te esperé cada vez que gané una batalla (especialmente aquellas que todos daban por perdidas). Te esperé cada día que pasé luchando. Luché, para poder esperarte.
Terminé lejos de toda vida conocida; pero igual te esperé. Qué lindo fue, finalmente, encontrarte. Saber que toda la espera valió la pena. Qué lindo tenerte ahora conmigo.
Saber que ya no tengo que esperar, ya no tengo que buscarte. Basta con extender mi brazo y se que mi mano va a encontrar la tuya y no habrá poder en el mundo (ni en este ni en ninguno) que sea capaz de separarlas.


Esto es para vos hermanita... Era hora de que escriba algo yo. Te amo y gracias por todo...

3 comentarios:

Jaki dijo...

Amo tanto cuando tus palabras llegan en el momento justo que las necesitaba. Te amo hermanita. T gracias.

Esteban dijo...

A ver cuando revivis estos che...

Anónimo dijo...

te paso mi mail agregame marita_river@hotmail.com ...necesito preguntarte unas cosas... tu poema " te espere"" me llego tanto al corazon hasta me gustaria q tenga en mi el mismo final