23 de septiembre de 2008

Deseo

(A ver si puedo terminar esto...)


No puede ser tan difícil. Un sentimiento así tiene que ser fácil de volcar en papel. Pero no, mientras más grande es menos palabras hay que le hagan justicia. Es por eso que tardo hasta hoy en dejar salir estas líneas desde lo más profundo de mi alma. Todo lo que diga, lo sé, no va a llegar a describir la pasión que somos capaces de desencadenar. No hay forma de describir el estremecimiento que me recorre ante el solo roce, aunque sea accidental, de tu piel contra la mía. No hay cómo expresar el tsunami que provoca en mi cuerpo el simple aleteo de tus mariposas. No hay manera de explicar el éxtasis de tenerte en mí, sobre mí, recorriéndome como un mapa que sabés ya de memoria. Sintiendo tu piel, húmeda; fundirnos en un delirio de pasión interminable, una y otra vez. No existen palabras que describan la gloria de llegar juntos al deseado paraíso. No consigo hallar en mi memoria mejor forma de describirlo, que la de recordar, tan sólo un instante, la imagen de tu cuerpo, interminable camino de deseos. No hay forma tampoco de recordarte y que mi cuerpo no te llame a gritos, pidiendo aunque sea un centímetro de tu calor. Una gota más recorriendo tu espalda.
Y hoy, después de pecar y caer de nuevo en el infierno de tus labios, hoy que yacés a mi lado, siendo mío por este instante, no encuentro palabras tampoco para describir la luz que se enciende en mi corazón al escucharte decir "te extraño" y comprobar que sos juez y parte de mi delirio.


"Será tu cuerpo, que me hace perder la calma..."

1 comentario:

chicafafas dijo...

Me gusta muchiiisimo tu forma de escribir

besos brujita :)