20 de mayo de 2009

Declaración de Independencia

En todo proceso van a existir, por lo menos, dos posturas. Víctima y victimario se sitúan a sí mismo en la perspectiva que les dicta su subjetividad, su propia conciencia.
Puedo sentarme a tu lado y ver las cosas como vos las ves y convertirme en victimario y convertirte en víctima. Podrías vos hacer lo mismo, si no te gustara tanto el poder.
El tiempo nos objetiva, el paso de los días nos hace modificar la postura. El estar alejado del punto de tensión nos hace pensar friamente. Intentamos vagamente llegar cada uno a su verdad, defendiendo lo que es nuestro.
Soy una creyente de la democracia e insisto en derrocar tu gobierno totalitario y extremista. Ya flamean a lo lejos las banderas de la libertad. Se acercan, te avisan, te amenazan. Aunque nada parezca preocuparte, tu reinado tocó fondo y se vuelve impostergable el momento de tomar las riendas y desterrarte de este lugar.
Hoy ya no creo en modelos de dialéctica con componentes viviendo en armonía. Hoy soy yo como ente concreto.
Hoy te declaro la independencia. Ya no soy tu propiedad ni tu colonia para explotar cuando se te acaban los recursos.
Hoy me doy cuenta que tus argumentos de retórica impecable no eran más que sofismos. No hay opción de escapar. Te correspondería la cicuta si no creyera que es mejor que puedas vivir lo suficiente para ver lo que causaste y para verme resurgir, independiente y sonriendo, diciéndote que nunca más. Dejarte escapar o morir, sería demasiado condescendiente.
Hoy entre filósofos y nicotina planto firmemente la bandera de la revolución en tu puerta. Hoy soy independiente, de vos y de tu gobierno. Nos, los representantes de este cuerpo, con el corazón y el alma te avisamos que ya no te creemos más, que todos vamos a ser iguales ante esta ley. Tengo el mismo derecho que vos a ser feliz y a elegir de qué manera.
Hoy ya sos parte de una historia, que nunca fue escrita, que nunca más va a ser contada.



"Y cuando se grita "basta", inaplazable es la hora..."

4 comentarios:

Jaki dijo...

Nos, los representantes de esta hermandad, reconocemos vuestra independencia y la festejamos con alegría. Confiando desde estos momentos, nuestros lazos de fraternidad, para ayudar a luchar contra futuras invasiones extranjeras, o intentos de abolir vuestra libertad. Hoy, junto con vuestra independencia, nos comprometenmos a no dejar que una potencia os venga a usurpar esos preciados recursos que tenéis. Y eso incluye a Gran Bretaña.

Nuestros mejores deseos, los representantes de la Guerrera de la Luna.-

Café (con tostadas) dijo...

querida!

estaba esperando este día!!!


Mucho por vos y un poco, confieso, por mí. Siempre necesitamos el ejemplo de un país vecino para iniciar nuestras propiar revoluciones... estoy sentando las bases de un nuevo sistema de ejercicio de esta soberanía. Acabo de encontrar una buena fuente ;)

Juan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Soledad dijo...

Qué bien lo decís... que bien lo describís...
Cuando se declara la independencia se toma definitivamente noción de lo pesado del yugo invasor.

Se levanta a la faz de la Tierra
una nueva y gloriosa Nación
coronada su sien de laureles
y a sus plantas rendido un león.