21 de enero de 2008

Sin título 2

Y llega el momento de decir basta, de dejar atrás todo este dolor. De mirar hacia adelante sin esperar los tiempos en los que todo fue mejor.
Ya no es como antes, no lo volverá a ser, el sol que saldrá será nuevo y esta vez no lo voy a perder.
Las sombras deberán irse, los fantasmas que me atormentaron ya no me asustarán, el dolor, la traición... Todos ellos, ya no estarán.

(Febrero '05)
Gracias mi amor, por aparecer en mi vida y ayudarme a pelear con mis fantasmas. Te amo.

4 comentarios:

maria.antonieta dijo...

Llega un momento en que se hace necesario decir basta, dejar de mirar hacia atrás y decirle chau a todo lo que nos atormenta. En ese instante empezamos a disfrutar el presente.
Muy lindo todo. Besos!

Jaki dijo...

Eso creo que me lo habias leido la otra vez en tu casa... esa vez que nos reiamos de la carta que te quedaste.. -.- jaja
muy lindo, ya te lo dije, pero te lo dejo grabado aqui =)

Tu hermanita.

Ale dijo...

Cómo no dejar atrás esos fantasmas, si cuando aparece la mano adecuada que nos quiere sacar de ahí no hay forma de decir que no =)

Se terminan las excusas, los miedos... sin explicación, es como si de golpe tuviésemos la certeza que no tuvimos nunca.

Un beso Flor

MALiZiA dijo...

Hola, ni sé cómo llegué hasta aquí.Siempre aparece alguien que logra que los fantasmas desaparezcan. muy lindo el post. hasta pronto.