30 de diciembre de 2007

Siempre el mismo dolor.

Una parte de nosotros se quedó en el tiempo ese día... Cromañon se llevó nuestras ilusiones, nuestros sueños, nuestro placer de encontrar en la música un escape a todo; nuestra seguridad de que por ser jóvenes éramos inmunes a todo. Y tenés que caer en la cuenta de que no... de que casi 200 pibes de tu edad se fueron.
Se llevó nuestra confianza... nuestra ilusión de un futuro como el que cada uno de ellos soñaba. Nos llevó a enfrentar la realidad, crecer de golpe... A darnos cuenta, por fin, de que así no se podía seguir. A apreciar más lo que tenemos alrededor.
Nos llevó a llorar amargas lágrimas. A levantarnos cada día con el peso de nos falta una parte de nosotros nos falta, de que nada va a ser como era, de que las cosas no se resuelven.
Caer en que querés justicia, querés hacer algo, y no podés y no pasa nada. Y ¿qué hacés con todo este dolor y esta impotencia? Qué hacés cuando ves, cuando estás, cuando sufrís por vos y todos los que perdimos algo? Llorás por ellos que querían lo mismo que vos, Llorás por los que vienen después y el futuro que les espera.... Llorás.
Hoy, a 3 años, 3 años de que tuvimos que aprender de la forma más dura a valorarnos más. Hoy, a 3 años... no me alcanzan las palabras para describir la angustia y el dolor, no me alcanzan tampoco para agradecerle a la vida seguir acá, y todo lo que tengo. Y por saber que ahora, más que nunca, pase lo que pase... Tengo que pelear.
Escuchás la música, sentís la misma emoción que siempre... Pero te falta algo... Te faltan ellos.. y todos los sueños que se fueron con ellos... y no es lo mismo... Ya nada es ni será lo mismo.

1 comentario:

Jaki dijo...

Pensar que el humo y el dolor fundieron esos sueños que creimos perdidos en uno sólo, uno nuevo, uno que es de todos: el sueño de que la justicia sea realidad. Y nosotros vamos a hacer, de una manera u otra, que sea realidad, porque nunca nos vamos a dejar vencer, y desde nuestros lugares, de la manera que creamos, podamos, vamos a luchar por ese sueño, para que sea digno de representar a todos aquellos sueños que se hundieron allá...